Mis inseparables

noviembre 18, 2011 / por / 1 Comment

Este par de botas sin tacón  se convierten, a partir de que empieza a hacer frío, en comodín más que habitual de todos mis looks, especialmente con vestidos. Están mayores ya, pero con el tiempo han adquirido una pátina especial y al tacto están más blanditas que cuando se compraron.

Foto Copyright Bárbara de Cárdenas

El color marrón muy oscuro las hace perfectas para un millar de combinaciones y lo que me encanta de ellas es lo pegadas que van a la pierna desde el tobillo, que la hacen más estilizada y bonita, a lo que  contribuye la costura central en la caña.

Me pateo la ciudad de arriba a abajo pero no las llevo para el campo porque no tienen suela de goma rugosa. Ya las llevé una vez y no lo soportaron bien, al regreso casi las tuve que llevar al hospital: las tuve que someter a una cura extrema para que se recuperaran del exceso de agua, barro y raspones.

De piel 100%, suela de cuero, son de fabricación española pero ni recuerdo la marca ni conservo la caja original así que digamos que su origen se pierde en el misterio…


Sobre el autor

Apasionada por el arte, la fotografía, la moda y la comunicación. Blogger.

Una respuesta
  1. elisabeth randtke (@Eli_Felicia)

    me encantan!

    nov.18.2011 a 10:52
Dejar comentario

Gracias por tu comentario